Fundación Nuevas Generaciones  
 
 
Seguinos Facebook
Seguinos Twitter
Seminario de Jorge Sandrock

El pasado 3 de marzo de 2015, se llevó a cabo el primer seminario del Programa Anual de Formación de Jóvenes, organizado por la Fundación Nuevas Generaciones en cooperación internacional con la Fundación Hanns Seidel. En esta oportunidad expuso el Director del proyecto Chile y del proyecto regional Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) de la Fundación Hanns Seidel, Jorge Sandrock, sobre la relación entre Persona, Sociedad y Estado; el bien común como fin del Estado y el principio de subsidiariedad en la actuación del Estado.

Sandrock es abogado de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Master en Derecho de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez. Director del proyecto Chile y del proyecto regional Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) de la Fundación Hanns-Seidel.

El expositor comenzó el seminario planteando tres temas que se interrelacionan y que son los pilares de una sociedad libre:

• Persona, sociedad y estado

Sandrock argumentó que cuando analizamos la realidad que nos rodea distinguimos que existen sustancias y accidentes: un ser sustancial es aquello que puede existir por sí mismo, en cambio un accidente solo puede existir en otro y ese otro es una sustancia. Aquello superior es la sustancia. La naturaleza de la sociedad, al ser analizada nos muestra que esta existe en la medida que dos (o más) seres se relacionen; solo entonces, existe sociedad. La sociedad es un “accidente de relación”, porque para que exista sociedad es necesario que al menos dos personas se relacionen de forma interesada.

Luego de describir la relación hombre-sociedad, ubicamos la relación sociedad-estado. Es más correcto decir que el Estado es parte de la sociedad que está especialmente preocupada de promover, alcanzar el bien común y mantener orden público. Con estos objetivos se plantea una concepción instrumental del Estado. Estado como estructura instrumental al servicio de la sociedad.

Para finalizar con el primer tema Sandrock concluyó: “Si la sociedad está al servicio del hombre y el Estado al servicio de la sociedad, el Estado está al servicio de la persona humana”. Representado en el artículo 1ero de la Constitución Nacional chilena.

El segundo tema que el expositor desarrolló fue:

• Visión del bien común

Explicó que hay varias teorías del bien común y las resumió en tres grandes doctrinas:

a) Liberalismo: Parte de la base del principio. El ejercicio de la libertad es primordial. El Estado es juez y gendarme, no se interfiere el ejercicio de la libertad de la sociedad. El liberalismo entiende que el bien común es el bien de la mayoría y alcanza este bien a través de una suma de bienes individuales.

El problema es que es insuficiente si no se incorpora el elemento solidaridad como obligación ya que deja la puerta abierta a la posibilidad de sacrificio de las minorías.

b) Colectivista: El todo colectivo es la persona representada por la sociedad. Por lo tanto el ser humano está al servicio del Estado. “Tu no eres nada, tu pueblo lo es todo”.

c) Socionaturalista: Adecuado modo de relación que permite a las personas de la sociedad alcanzar su bien en la mayor medida de lo posible. La idea de esta doctrina es lograr conciliar el interés individual con el interés colectivo de manera que no exista conflicto entre ambos. Es decir, incorporar el bien o los intereses individuales en un orden que es el orden social.

Para lograr el bien común hay que incorporar el elemento solidaridad. Pero no como algo liberal, sino como obligación. El ser solidario me perfecciona a mí también. Al ayudar a los otros estoy desarrollándome como persona también.

El bien común es el bien de todos y de cada uno. No es colectivo ni de la mayoría. Aquellos más capaces y ricos seguramente deberán ceder su grado de satisfacción de bien individual en aras de contribuir al bien de otros.

El último tema al que se refirió Sandrock fue:

• El principio de subsidiariedad

Lo definió como un producto de la doctrina social de la iglesia católica, desarrollada en Alemania en el siglo XIX, que influye en el Papa León XIII con la encíclica social en 1891. Influido por el movimiento católico en Alemania, León XIII no habla de subsidiariedad, pero adelanta su contenido. Desarrolla el concepto y cuarenta años más tarde, en 1931, el Papa Pio XI publica la encíclica II ocupando el término “subsidiariedad”, citando lo que planteaba León XIII: aquello que los individuos pueden hacer por sus propias fuerzas.

La lógica de la subsidiariedad es sencilla, “intervención auxiliar de las estructuras sociales superiores en favor de los individuos y grupos intermedios menores (cuerpo entre las personas y el estado, forma de organización posible)”. Los organismos intermedios no están para absorber a los anteriores, sino para complementarlas. El Estado entonces, no está para absorber sino para complementar las estructuras sociales intermedias finalizó el expositor.

Volver

NG NG  

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Observatorio Sino-Argentino
Club de Ex Becarios Argentinos