Fundación Nuevas Generaciones  
 
 
Seguinos Facebook
Seguinos Twitter
Seminario extraordinario de Víctor Bisonó y Javier Loaiza

El pasado 21 de abril de 2014 se dictó un seminario extraordinario acerca del “Estado de la democracia en Latinoamérica”. El seminario fue organizado dentro del Programa Anual de Formación de Jóvenes Dirigentes Políticos 2014.

Expuso, en primer lugar, el Sr. Víctor Bisonó quien es Diputado y empresario dominicano, licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Iberoamericana (UNIBE) y licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de la Tercera Edad (UTE). Actualmente es miembro del Consejo Presidencial Permanente del Partido Reformista Social Cristiano y diputado por el Distrito Nacional, República Dominicana. Es presidente del Centro de Análisis para Políticas Públicas (CAPP), institución contraparte de la Fundación nuevas Generaciones, que promueve el debate de ideas y su conversión en acciones concretas que apunten a generar los cambios necesarios para el desarrollo de la sociedad dominicana.

Expuso también el Sr. Javier Loaiza, quien es consultor, analista político y conferencista colombiano, comunicador social de la Fundación Universitaria Los Libertadores; periodista de la Fundación Universitaria Inpahu y abogado por la Universidad Católica de Colombia. Actualmente es director en  la Escuela de Gobierno Tomás Moro, EGTM; coordinador de los Postgrados en Ciencia Política de la Universidad Politécnica de Madrid, UPM y presidente de la Junta Directiva de la Fundación JULIANA para el desarrollo Humano Sostenible.

            A continuación se detallan las principales reflexiones de Bisonó:

  • En líneas generales, el sistema de partidos políticos en América Latina ha colapsado y esto es evidente para todos los espectadores. Venezuela es siempre el primero en llegar a nuestras mentes al debatir sobre este tema, dado el estado actual de los partidos, una vez todo poderosos, COPEI y Acción Democrática.
  • Los demo dictadores han tomado el poder porque los antecesores no lograron satisfacer lo que la población esperaba de ellos. El transfuguismo, la compra de lealtades, el clientelismo y la demagogia, eran la norma en la región mucho antes de 1998.
  • En República Dominicana todavía hay un sistema de partidos con fuerza, donde son tres partidos los que acumulan más de un 90% de los votos en las elecciones. Sin embargo, la realidad actual es demasiado similar a la de los 90 en algunos países suramericanos.
  • Los partidos dominicanos no se han renovado. Las caras de hoy son las mismas que en los 80. Las juventudes son vistas como amenazas para dirigentes que buscan aferrarse a sus posiciones y, la mayoría de las veces, son usadas para negociar en nombre de sus organizaciones y no para avanzar causa política alguna.
  • Un partido político fuerte y moderno se forja a través de la democracia interna. Las ideas son fundamentales en esto pues un partido con convicción liberal-conservadora no puede comportarse de forma que no sea distinguible de aquellos del populismo. Nuestros partidos deben tener una clara línea democrática a seguir. Una plataforma ideológica que siga los mejores valores.
  • Fue la falta de ideas la que llevó a los partidos a donde están hoy. El camino de las ideas es arduo, pero es el único que nos puede llevar a un destino durable. Si bien la democracia es difícil, solo esta nos garantizará legitimidad ante los ciudadanos.
  • A todo lo anterior se debe la importancia de los think tanks y del pensamiento. En estos centros, desarrollamos, elaboramos, ponderamos, debatimos y defendemos ideas. Mientras los partidos han quedado atrás por su miedo a defender alternativas, en los think tanks estamos a la vanguardia mostrando que sí hay un camino diferente al intervencionismo.
  • Mientras los partidos se han rehusado a la renovación ya que la dirigencia teme que los jóvenes brillantes los desplacen, en los think tanks hemos trabajado de la mano con jóvenes talentos. Mientras los partidos han sido colaboracionistas aprobando propuestas que afectan a la mayoría a cambio de privilegios gubernamentales, los think tanks han mantenido sus posturas.
  • Finalizó con la siguiente reflexión: “Yo soy Diputado, he dedicado tres décadas de mi vida a la política. Creo en la política y creo que es posible, a través de esta, llevar a cabo las transformaciones necesarias para salir del subdesarrollo y llegar a la prosperidad. Igual, presido un think tank y creo que las ideas libertarias son fundamentales en este camino hacia la prosperidad. Creo que estos dos roles no solo pueden coexistir si no que deben caminar de la mano. Creo que es recomendable y que es lo mejor que puede suceder”.

            A continuación expuso Javier Loaiza, quien expresó las siguientes ideas:

  • Los partidos son importantes para la vida democrática pero, lamentablemente, son materia pendiente. ¿Por qué será que los partidos políticos no tienen democracia interna? La respuesta está en lo electoral, se han vuelto “maquinarias electorales”. Por ello la importancia de los centros de pensamiento; son una innovación fundamental.
  • ¿Cuál es el estado de la democracia en América Latina? Cita a Francisco Rodríguez: “El mundo ha sido siempre un lugar peligroso y la democracia ayuda a disminuir la conflictividad”. La democracia representa reglas de juego de como alternar el poder y las personas que lo mandan.
  • ¿Por qué fracasan los países? El problema es la democratización del poder, el cómo distribuir el poder, y no el acceso al poder. Se asemeja a la redistribución de la riqueza.
  • En América Latina se hicieron el 40% de las modificaciones en las Constituciones que existen a nivel mundial, sobre todo en los últimos 15 años. Todas fueron para concentrar el poder, no para distribuirlo, por lo que la alternancia del poder se vio restringida y amenazada.
  • Cita a Hernando de Soto, economista peruano, quien afirmó que “la democracia representativa se volvió un sistema por el cual escogemos cada cuatro años un dictador”.
  • La democracia era el arte de la deliberación. Se sacó de los palacios la discusión de lo público y se intentó crear consensos. Como no se obtuvo, se decidió votar. Por eso, para nosotros la democracia está relacionada con la votación.
  • El mundo cambió y se volvió una gran aldea global. Existen cambios en las comunicaciones ya que hay mayor omnipresencia, simultaneidad e inmediatez. Vemos que todo cambia pero la política sigue estancada. Se sigue haciendo política como en la época de Maquiavelo. Estamos usando reglas de ayer para problemas de hoy.
  • Colombia es la tercera economía de América Latina, a la vez que es el tercer país desigual de la región. A los jóvenes les toca inventar nuevas reglas, hay que construir una nueva forma de hacer política, un nuevo concepto de nación.

Al finalizar la exposición, se generó un espacio de debate y preguntas a los expositores. La primera pregunta tuvo que ver con las ideologías, particularmente, si las consideran importantes para la política actual. Para lo cual Loaiza citó la siguiente frase: “no importa si el gato es blanco o negro, con tal que cace ratones”. Esto significa que hoy en día a la ciudadanía no le importa tanto qué ideología predica un político, siempre y cuando el Estado resuelva los problemas de la gente. A su vez, comentaron los expositores que un sociólogo alemán propuso 14 categorías de ideologías, dejando desactualizada la famosa distinción entre la famosa dialéctica de la “izquierda” y “derecha”. Por ejemplo, existe la persona que es liberal conservadora, lo cual por lo general significa que es liberal en lo económico y conservador en los principios políticos. Las ideologías se definen en un sentido político-económico. En definitiva, las ideologías son importantes como referentes pero la resolución de problemas se puede abordar desde la casuística.

A su vez, se habló del populismo en América Latina. Loaiza explicó que el populismo es un modo de despotismo. Los estados populistas utilizan al hambre y la confrontación como herramienta. Se creen “salvadores” del pueblo que van a entregar o sacrificar. América Latina tiene riquezas y recursos pero no es rica. La riqueza está en la cabeza, en la producción de la gente. Estos salvadores, agrega Loaiza, utilizan prácticas asistenciales y el Estado no existe, los bienes del Estado se utilizan y se crea una dictadura económica.

Otro de los planteos en el seminario fue si la comunicación aumenta o disminuye la democracia. La audiencia coincidió en que el que mejor comunica es el que suele ganar, pero lo realmente complicado es gobernar. Es evidente que las nuevas tecnologías en comunicación impactan sobre la democracia representativa. Existe una gran clase media en las sociedades como jamás se vio con acceso directo y permanente a las redes sociales. Uno tiende a pensar que solo con las mayorías se construyen nuevas realidades. Loaiza critica esta posición, ya que considera que las grandes mayorías ya no existen en una sociedad tan diversificada, las minorías se imponen sobre las mayorías desordenadas y apáticas.

Para finalizar se le consultó a Javier Loaiza acerca del llamado proceso de paz en Colombia. El expositor considera que el proceso como tal no existe, es una mentira para la gente ya que son solamente conversaciones con un grupo de guerrilleros en Cuba; es un pretexto para ganar elecciones. La guerrilla, asegura, ya no es tan amenazante como antes, pero a la gente se le vende “la paz”.

Volver

NG NG  

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Observatorio Sino-Argentino
Club de Ex Becarios Argentinos