Fundación Nuevas Generaciones  
 
 
Seguinos Facebook
Seguinos Twitter

Taller teórico práctico de Coaching

El pasado viernes 27 de mayo de 2016 se llevó a cabo el taller teórico práctico de Coaching exclusivo para el Programa Anual de Formación de Jóvenes Dirigentes Políticos 2016, organizado por la Fundación Nuevas Generaciones en cooperación internacional con la Fundación Hanns Seidel. El curso, titulado “La comunicación y la confianza en el liderazgo de equipos de gestión”, estuvo a cargo de Alexis Vidal Freyre, consultor psicológico y coach ontológico de Eberhardt & Vidal Consulting.

El objetivo principal del curso fue incorporar y aplicar herramientas y modelos para construir relaciones productivas basadas en la confianza y el compromiso mutuo, a través de una comunicación clara en los equipos de trabajo y entornos afines.

La jornada se dividió en dos módulos, separados por una pausa de café. El primero se focalizó en la confianza y compromiso como pilares fundamentales de las relaciones productivas, y el segundo se centró en la comunicación y las competencias conversacionales.

A lo largo de toda la jornada se trabajó con un PowerPoint interactivo, imágenes y videos. A su vez se realizaron actividades vivenciales y trabajos personales y grupales.

Como primera actividad, los jóvenes se presentaron mencionándole a quién tenían al lado, su nombre, profesión y la razón por la que estaban allí. Luego cada uno presentó ante todo el grupo al compañero con quien acababa de conversar. 

A continuación, con las mismas parejas, los becarios jugaron una serie de tatetíes con la consigna de ganar la máxima cantidad de partidas posibles. De esta forma, además de interactuar con sus compañeros y conocerlos un poco más, los jóvenes aprendieron que la forma de maximizar los resultados es trabajar en equipo. Aplicando esta reflexión al día a día, los participantes también concluyeron que es importante que el líder del equipo conozca sus propias capacidades y límites, delegando y apoyándose en las capacidades de los otros. De esta forma se puede aplicar una cultura de empoderamiento (delegación, criterios acordados y sentido común, responsabilidad de equipo, etc.) y no una jerárquica (jefes y empleados con responsabilidades individuales, mando, conducción directiva, docilidad, etc.).

Luego de hacer esta diferenciación, los jóvenes describieron sus equipos de trabajo. Frente a esto, el coordinador propuso al grupo modificar la forma de gestión y con ello la cultura de su grupo de trabajo, organización, o comunidad. Los jóvenes se comprometieron a hacerse responsables de algún desafío y pensaron en una relación dentro de sus equipos que podrían mejorar.

Para cumplir con el gran objetivo es indispensable la confianza. Alexis Vidal Freyre desarrolló entonces un modelo de confianza con cuatro ejes; la sinceridad, las competencias, la responsabilidad y la confiabilidad.

El tema de la sinceridad fue desarrollado a partir de un video donde se cuestiona cómo reconocer cuando una persona es sincera. Los becarios resolvieron que es indispensable preguntar, observar gestos, actitudes, la coherencia entre lo que siente, piensa, dice y hace. Luego, aplicaron este tema, reflexionando sobre la persona y el desafío que se habían planteado previamente.

Con respecto la competencia, los jóvenes concluyeron que una persona puede ser confiable en ciertos dominios y en otros no, y analizaron el caso de la persona en la que venían pensando haciéndose la siguiente pregunta: ¿sabe qué o como hacerlo, o lo estoy juzgando sobre algo que no conoce?

La responsabilidad fue trabajada a partir de un ejemplo. “Un hombre tira un papel al suelo y otro lo ve. ¿Quién es el responsable de que el piso no esté limpio?” Luego de un interesante intercambio de ideas, los jóvenes resolvieron que existe una diferencia entre la culpabilidad y la responsabilidad, que es la habilidad para responder ante una situación. Este análisis también fue aplicado individualmente a la persona y desafío planteado en cada equipo de trabajo.

Para hablar sobre la confiabilidad, el coordinador definió el concepto de “promesa” como un acuerdo entre dos partes que debe ser clara y específica para alcanzar buenos resultados. En un historial de interacciones, la cantidad de promesas cumplidas e incumplidas determina la confiabilidad de la persona. 

Luego, Alexis Vidal Freyre desarrolló tres niveles de confianza: la de los otros en mí, la mía en otros y la autoconfianza. Para explicar esta última los jóvenes estimaron cuántos saltos podrían dar en un minuto pensando en la experiencia, referencias ajenas, su cuerpo o su calzado, e hicieron la prueba. ¡Muchos duplicaron e incluso triplicaron el número!

Para trabajar en este nivel, el coordinador brindó a los becarios una herramienta clave: “La forma en que explicamos los sucesos construye la autoconfianza y la identidad”, y ejemplificó esto comparando a una persona que choca y dice “soy buena manejando pero esta vez no vi el obstáculo” de otra que dice “soy un desastre al volante, siempre tengo algún problema”. Frente a esto, los jóvenes reflexionaron sobre su forma de explicar los sucesos y lo compartieron.

Para conocer nuestro modelo de comunicación, Alexis les mostró a los participantes un juego óptico donde se debía definir para qué lado giraba una bailarina. Los becarios opinaron al respecto y concluyeron que era imposible hacerlo ya que la respuesta no estaba en la imagen si no en el cerebro y la forma de percepción de cada uno.

Continuando con este punto, los becarios representaron un comité encargado de resolver el siguiente problema: “El desastre ecológico en la tierra es inminente y se desarrolló una capsula espacial con lugar para que una persona sobreviva hasta que las condiciones permitan volver a la tierra, donde puede o no haber sobrevivientes. Los candidatos son un científico de 85 años, una mujer embarazada, una niña de cinco años, un doctor en medicina, o una maestra. ¿A quién enviará?”. Los participantes debatieron el desafío planteado expresando sus argumentos, convenciendo  otros y cambiando de opinión, pero sin lograr elegir a un candidato por unanimidad. Sin embargo, luego de dialogar, reconocieron que al hablar de sus elecciones, hablaban de ellos mismos, de sus experiencias, de sus formas de pensar, aprendiendo que son observadores diferentes, con distintos valores y posiciones en el mundo. Por eso decimos que el modelo de comunicación es interpretativo.

“Existen diversos filtros psicofísicos y culturales que influyen en nuestra observación y escucha: la tradición y contexto socio histórico y cultural, la educación y cultura familiar, las experiencias personales, las creencias y estados emociones, etc”, explicó Alexis.  Entre estos filtros, el coordinador habló de los prejuicios. Para tratar este tema, invitó a los becarios a jugar un juego donde cada uno llevaba en la frente una etiqueta que lo definía con un adjetivo positivo o negativo. Debían mantener una conversación y adivinar qué decía su etiqueta a partir de trato que recibían.  A partir de esta actividad, los becarios notaron cómo al dialogar intervienen las “etiquetas” que uno mismo se pone y las que le pone al otro, entendiendo que muchas veces es importante liberarse de ciertos juicios.

De la misma forma, debemos distinguir lo que vemos de lo que interpretamos. El coordinador mostró en pantalla una foto de un jugador de futbol y pidió a los jóvenes que definieran todo lo que era verdad sin ninguna duda. Este ejercicio ayudó a los jóvenes a diferenciar los hechos de las opiniones. Los primeros son objetivamente comprobables y son obvios porque todos percibimos lo mismo. Las segundas en cambio son subjetivas, según la experiencia de cada uno. Para finalizar los participantes concluyeron que es indispensable escuchar y gestionar la diversidad para enriquecernos con las ideas de los demás y crecer.

Como cierre del seminario, los becarios agradecieron las herramientas adquiridas en el curso y se les entregó su correspondiente certificado.

Volver

     

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Observatorio Sino-Argentino
Club de Ex Becarios Argentinos