Fundación Nuevas Generaciones  
 
 
Seguinos Facebook
Seguinos Twitter
Tercer seminario 2015 del Foro “La agenda agropecuaria en el Congreso Nacional”

El martes 7 de julio de 2015 se llevó a cabo, en la sede de la Fundación Nuevas Generaciones, el tercer seminario del Foro “La agenda agropecuaria en el Congreso Nacional”, destinado a asesores de legisladores nacionales y locales, donde se discutieron los aspectos fundamentales que debe contener la ley de suelos.
La exposición estuvo a cargo del ingeniero agrónomo y asesor CREA Pablo Bruzzoni, y moderada por Joaquín La Madrid, economista de Nuevas Generaciones.

 

A continuación se detallan los principales puntos expuestos:

¿Qué es el suelo exactamente?

Se trata de un conjunto de componentes. Contiene aproximadamente, 25% de aire, esencial para el desarrollo de vida, 45% minerales, 25% agua y 5% de materia orgánica, dentro de la cual hay una gran cantidad de componentes vivos. De esta última depende la productividad ya que sirve como reservorio y reciclado de nutrientes.
Por esta razón es muy importante pensar en una ley dirigida a las prácticas agrícolas. Si no se mejoran las prácticas, los suelos se degradarán y en adelante será en vano cualquier esfuerzo por recuperar la calidad.

 

Concepto de sustentabilidad, eje de la ley de suelos.

Un modelo sustentable es aquel que mantenga satisfechas las necesidades actuales y futuras del mundo, protegiendo y mejorando la calidad del aire, del suelo y del agua. Esto implica:

  • Conservar los recursos
  • Preservar el medio ambiente
  • Responder a los requerimientos sociales
  • Ser económicamente competitivo y rentable

El camino de la sustentabilidad por ende debe implicar una viabilidad ecológica, social y económica. Puede ser considerado una utopía, pero sigue siendo el norte a seguir.

 

La degradación de los suelos se da de tres maneras:

Química

  • Disminución de nutrientes y fertilidad
  • Desequilibrio de elementos

Biológica

  • Reducción de micro y macro fauna
  • Perdida de materia orgánica

Física

  • Endurecimiento
  • Erosión (eólica e hídrica) y desertificación.

Todos estos factores conllevan a una pérdida de productividad global. Dentro de la erosión química, la disminución de nutrientes no solo baja la productividad sino que también disminuye la calidad del producto. Esto puede llevar, por ejemplo, a una pérdida de lugar en el mercado por exportar soja con menos proteína.

No existe un método para  hacer un balance exacto de los nutrientes, aunque sí es posible medir cuantos nutrientes se agregan y cuantos se extraen, para saber si hay un aumento o pérdida de los mismos.

La pérdida de carbono en particular, es perdida de vida. Por lo tanto, dado que la materia orgánica tiene 58% de carbono, un 1% menos de ésta, puede llevar a la pérdida de un año de cosecha, lo cual a su vez tiene impacto social y económico. El ajuste de fertilización, rotación de cultivos y/o actividades y la promoción de subproductos de otras actividades son algunas prácticas para el mantenimiento del suelo.

 

En Argentina, todas las regiones conocen alguna forma de erosión; hídrica o eólica.

  • Erosión eólica

Este fenómeno se explica sobre todo por desforestación, falta de prácticas de preservación de suelo y factores climáticos. Las consecuencias son perdidas de la calidad del suelo, y por ende una disminución del rendimiento de la tierra, desertificación  y nubes de polvo que además de afectar las cosechas tiene un impacto negativo sobre la población cercana.

  • ¿Cómo se puede hacer frente a la erosión eólica?

- Restableciendo la estabilidad de los componentes del suelo.
- Estableciendo vegetación y otros tipos de coberturas naturales.
- Colocando cortinas de viento forestales, una sucesión de árboles plantados en fila para proveer protección contra el viento, o de cualquier tipo.
- Evitando la sobreutilización de los recursos, como sucede con el sobrepastoreo.
- Con la fijación de dunas con cuberturas naturales.

  • Erosión hídrica

Es el desgaste de una superficie rocosa o parte del suelo a causa de agua. Por ejemplo, una lluvia constante lleva los restrojos una y otra vez hasta que el suelo deja de ser útil incluso para la ganadería. Este tipo de erosión depende del relieve, del suelo y del sistema de producción.

 

¿Cómo se puede disminuir el impacto de la erosión hídrica?

Además de prácticas adecuadas para evitar la disminución de nutrientes, se pueden establecer terrazas de base ancha o angosta (según el caso) para que el agua se desvíe por una pendiente artificial. El uso de estas está en aumento, sobre todo desde 2005.

 

¿Que debería contener entonces una ley de suelos?

  • En primer lugar, aplicabilidad: las prácticas deben estar al alcance de los que deberán realizarlas. No todas las áreas pueden tener el mejor nivel, dependen de la complejidad técnica y las condiciones sociales y económicas.
  • Debe especificarse que no es una ley contra la erosión, porque eso no alcanzaría. Es una ley contra la degradación de suelos.
  • Asimismo, se debe tener en cuenta la idiosincrasia de los productores así como la variabilidad de los suelos en Argentina y su complejidad geográfica. No es lo mismo la tierra colorada del norte del país, que la del desierto pampeano o las zonas inundables del litoral.
  • Debe incluir tanto a los dueños de la tierra y como a quienes las explotan.
  • Debe tener en cuenta la futura ley de ordenamiento territorial.

 

Sin agricultura responsable el impacto puede ser muy grave en el medio ambiente, la sociedad y la economía. Existen  las herramientas para una producción responsable, es cuestión de hacerlas realizables y rentables también.

 

Volver

NG NG  

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Observatorio Sino-Argentino
Club de Ex Becarios Argentinos