Fundación Nuevas Generaciones Club de Ex Becarios Argentinos
 
 
 
 

Foro 2018 “La agenda agropecuaria en el ámbito legislativo”

El 13 de junio tuvo lugar en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires el seminario “La agenda agropecuaria en el ámbito legislativo”. Dicho evento fue organizado por la Fundación Nuevas Generaciones con el apoyo de la Cámara de Diputados de la Provincia de Bueno Aires, el Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires (ADA), la Cámara de Seguridad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) y Bayer Argentina.

Formaron parte de la audiencia los diputados provinciales Fabio Britos, Mariano Pinedo, Carolina Barros Schelotto y Rocío Antinori. Asimismo, participaron del encuentro asesores de los diputados que integran las comisiones de Ambiente y Agroindustria de la Cámara de Diputados y el Senado de la provincia. Estuvieron también presentes funcionarios municipales de San Andrés de Giles y Chivilcoy, representantes del Colegio del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Buenos Aires, de la OPDS y del INTA.

La apertura del evento estuvo a cargo del diputado nacional (MC) Julián Obiglio quien, en su calidad de Director Ejecutivo de la Fundación Nuevas Generaciones, dio la bienvenida a los presentes y explicó el objetivo del seminario. En tal sentido detalló que la idea del encuentro era interiorizar a los legisladores provinciales y sus asesores, como así también a los demás funcionarios presentes, acerca de los temas más relevantes que ocupan la agenda agropecuaria provincial.

El primer orador fue el Ing. Eduardo Soto quien ocupa dentro del Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires el cargo de Director Provincial de Agricultura. Su exposición estuvo dedicada a los desafíos y oportunidades que en la actualidad tiene la agricultura familiar. Al respecto dijo que ese tipo de explotaciones intensivas, mayormente dedicadas a la horticultura, se desarrollan con un alto grado de informalidad. El motivo de ello radica, sostuvo el ingeniero Soto, en que el 60% de las actividades intensivas se llevan a cabo en campos de terceros y con un alto grado de precariedad contractual. Tal situación se traduce en el nulo cuidado del recurso suelo, dado que no existe incentivo alguno para aplicar buenas prácticas agrícolas, y en un alto índice de evasión fiscal. Dicha realidad, de acuerdo a las autoridades provinciales, debe ser revertida, más aún si se tiene en cuenta que, solamente en el cordón platense, la agricultura intensiva de hortalizas y frutas ocupa alrededor de 10 mil hectáreas.

El expositor indicó que a fin de dar soluciones a los problemas precedentemente descriptos, el gobierno de Buenos Aires ha trazado diversos ejes de trabajo para desarrollar las políticas públicas que hacen falta para sacar de la informalidad a quienes realizan las actividades propias de la agricultura familiar.


En este sentido, indicó que los ejes sobre los que la provincia se encuentra trabajando son:

  • Acceso al crédito
  • Establecimiento de canales de comercialización
  • Capacitación y en buenas prácticas agrícolas
  • Acceso a la tecnología
  • Certificación de los procesos de explotación
  • Promoción de las figuras asociativas y las cooperativas
  • Fiscalización

A continuación, el Director Ejecutivo de CASAFE, Ing. Federico Landgraf, expuso acerca del debate que se ha generado en nuestro país en torno a la aplicación de productos fitosanitarios en las proximidades de los centros urbanos. Al respecto, sostuvo que no existen recetas únicas para dicho problema, sino que hace falta analizar la realidad local para así adoptar las medidas que resulten más adecuadas. En tal sentido, Landgraf destacó la importancia de llevar adelante determinadas acciones conducentes a la adopción de medidas justas, prácticas y que a su vez reporten verdaderas soluciones. Entre las medidas que CASAFE recomienda adoptar se destacan las siguientes:

Crear de mesas de diálogo local. En ellas deberían estar representados los productores, los aplicadores, las escuelas, los vecinos y las autoridades municipales. Gracias al debate que se genere en dichos espacios se podrán adoptar las medidas más idóneas para cada localidad.

Fijar distancias de amortiguamiento variables en función del clima, tipo y concentración del producto a aplicar, método de aplicación, etc.

Instalar estaciones meteorológicas locales. Dichas estaciones suministrarán información en tiempo real acerca del viento y otras particularidades del clima. Gracias a ello los vecinos podrán saber si están dadas o no las condiciones para realizar la aplicación correcta de productos fitosanitarios en las zonas periurbanas.

Crear la figura del “Inspector Municipal de Aplicaciones”. Los municipios que tengan un cuerpo de agentes especializados para controlar la aplicación de fitosanitarios contarán con una herramienta clave para detectar situaciones irregulares. Su tarea deberá consistir en recorrer las zonas periurbanas y recibir denuncias de los vecinos.

Certificar a las empresas de aplicación y pulverización bajo la norma IRAM 14130-3. Esta norma establece los requisitos para el cumplimiento de las buenas prácticas agrícolas. En su parte 3 se establecen los lineamientos específicos que deben cumplir quienes realizan la aplicación aérea de productos fitosanitarios.

Establecer la matriculación de los aplicadores. Dicha matriculación debería constar en un registro especial. Para formar parte de dicho registro, los aplicadores inscriptos tendrían que ser evaluados y capacitados periódicamente.
Crear un registro de maquinarias de aplicación. En dicho registro se inscribirían todas las máquinas dedicadas a la pulverización de productos fitosanitarios. Asimismo, deberían ser verificadas técnicamente para establecer que se encuentren en condiciones óptimas de trabajo. Podrá además implementarse el uso de una “caja negra” para dicha maquinaria en la cual queden registradas, gracias a dispositivos de GPS, todas la actividades que con ellas se realicen.

Los expertos de la ADA, Leonardo Toledo y Florencia Baldoni se refirieron acerca del uso del agua en las actividades agropecuarias intensivas. En relación a ello, destacaron que el Código de Aguas de Buenos Aires (ley 12.257) prevé en su articulado que la ADA es la autoridad de aplicación provincial en la materia y que, en virtud de ello, cuenta con las siguientes atribuciones:

  • Asistir al Poder Ejecutivo
  • Otorgar los derechos que el Código le encomiende
  • Reglamentar, supervisar y vigilar todas las actividades y obras relativas al estudio, captación, uso, conservación y evacuación del agua
  • Promover programas de educación formal e informal sobre el uso racional del agua
  • Coordinar con otros organismos competentes en materia de recursos hídricos para:
    • Compartir información sobre el estado del recurso agua
    • Informar respecto de los distintos usos del agua
    • Planificar acciones con relación al agua

A partir de las atribuciones enumeradas precedentemente, la ADA ha desarrollado diversas líneas de trabajo. En lo que a la actividad agropecuaria respecta, los expertos mencionaron las iniciativas que se están llevando a cabo por dicho organismo para el mejor aprovechamiento del agua en las siguientes explotaciones rurales:

  • Establecimientos lecheros
  • Establecimientos de producción intensiva de porcinos
  • Establecimientos de engorde intensivo de bovinos
  • Establecimientos de producción intensiva de frutas y hortalizas

El cierre del encuentro fue realizado por el Ministro de Agroindustria de la provincia, Ing. Leonardo Sarquís, quien destacó el valor de las actividades como las que desarrolla la Fundación Nuevas Generaciones. En cuanto a los temas abordados durante el seminario, expresó que las leyes nacionales de presupuestos mínimos y de adhesión deben trazar lineamientos genéricos o hacer recomendaciones. Asimismo sostuvo que las normas que se sancionan en la legislatura provincial para su aplicación en los municipios deben ser convenidas con éstos últimos. El motivo de ello radica en que cada municipio tiene sus propias particularidades y que en muchas oportunidades, lo que se puede aplicar en un lugar es impracticable en otro. Por tal motivo, insistió el ministro, debe apuntarse a lograr proyectos superadores que pongan el foco en las necesidades de cada comunidad. Mención aparte hizo respecto de la necesidad que tiene la provincia de Buenos Aires de contar con legislación acorde a las buenas prácticas agrícolas, al cuidado de los cultivos y a lograr mediante el cuidado de los recursos una mayor producción de alimentos.

Una vez finalizadas las exposiciones, los presentes debatieron y expresaron sus puntos de vista acerca de las materias abordadas y posteriormente compartieron un lunch durante el cual se continuó con el intercambio de opiniones sobre los temas tratados durante el encuentro.

 


Volver

     
 

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Seguinos Facebook Seguinos Twitter