Fundación Nuevas Generaciones Club de Ex Becarios Argentinos
 
 
 
 
Seminario de Pablo Tonelli

El lunes 7 de noviembre de 2016 se llevó a cabo el noveno seminario del Programa Anual de Formación de Jóvenes, organizado por la Fundación Nuevas Generaciones en cooperación internacional con la Fundación Hanns Seidel. En esta oportunidad Pablo Tonelli expuso sobre los diversos sistemas electorales y el proyecto reforma electoral.

Pablo Tonelli es abogado, Diputado Nacional (2005-2007, 2012-2015, 2015-2019) y miembro de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional. Ha sido Procurador General de la Ciudad de Buenos Aires (2007-9) y Subsecretario de Justicia de la Nación (1989).

Para comenzar, el expositor diferenció los derechos de los ciudadanos de los derechos políticos, que se adquieren a partir de los 18 años, con excepción del derecho a votar, que rige desde los 16 años. En relación a este tema, el profesor expresó su opinión, haciendo foco en la importancia de ser conscientes de que como resultado del ejercicio de ese derecho, surgen las autoridades del Gobierno, y por ende, se debe votar con conocimiento suficiente.

A continuación, el Diputado expresó que existen tantos sistemas electorales como países en el mundo y diferenció los sistemas mayoritarios, donde el partido político o agrupación que obtiene la mayoría de los votos gana el total de los cargos, de los sistemas minoritarios, donde está garantizado por el sistema que las minorías han de tener representación. Entre ellos, se encuentran el sistema de cociente y el sistema D’Hont, que fueron explicados en detalle. Asimismo, diferenció los sistemas directos de los indirectos e hizo un repaso de la evolución del sistema electoral en Argentina.

En un principio, según el sistema que establecía la Constitución dictada en 1853, la elección del Presidente y Vicepresidente era indirecta. El país estaba dividido en tantos distritos como provincias electorales y cada provincia elegía electores de Presidente. El número de electores era el doble de diputados y senadores que ese distrito enviaba al Congreso. Esos electores se tenían que reunir en la Legislatura de cada provincia y votar una fórmula de Presidente y Vicepresidente. Luego, cada Legislatura enviaba al Congreso de la Nación las cedulas, allí se hacia el escrutinio y se consagraba finalmente a los representantes.

Por otro lado, los senadores también eran elegidos de forma indirecta. No porque se eligieran electores, sino porque la elección la hacía la Legislatura de cada provincia. En cambio, la elección de diputados fue directa desde un principio.

Con la reforma constitucional de 1994, se estableció un sistema de elección directa para el Presidente y Vicepresidente. El país dejó de estar dividido en distritos y pasó a haber un distrito único por lo que todo el país vota por una fórmula de Presidente y Vice. Gana el candidato que obtiene en esa elección más del 45% de los votos cualquiera sea la diferencia con el segundo o el que obtienen en esa primera elección entre el  40% y el 45% y tiene una diferencia de más del 10% de los votos con el segundo. De no cumplirse ninguno de estos dos casos, hay una segunda elección donde participan los dos candidatos con más votos y gana el que obtiene más de 50%.

De la misma forma, la reforma constitucional de 1994 estableció la elección directa de los todos los legisladores y elevó el número de senadores de dos a tres por provincia, atribuyéndole dos al partido con más votos y uno al siguiente.

Luego, el ponente explicó algunos de los cambios más importantes que produjo la Ley Saenz Peña en el año 1914. En primer lugar, la confección del padrón sobre la base del padrón militar. Hasta ese momento, la confección del padrón se hacía de acuerdo con la iniciativa de los electores que tenían que ir a inscribirse al registro civil. A partir de esta reforma, se utiliza el padrón del servicio militar obligatorio donde figuraban todos los hombres mayores de 21 años aptos para votar. Las mujeres recién pudieron votar de manera universal y generalizada a partir de la ley 13010, dictada en 1947 durante el gobierno de Perón. El segundo gran logro provocado por la Ley Sáenz Peña fue el voto secreto, que hasta entonces era público. Por último, esta ley elimino el sistema de lista completa por el de lista incompleta o de dos tercios. Esto significa que el partido que obtiene más votos consagra dos tercios de los diputados, permitiendo la representación de las minorías en el Congreso.

Por último, Pablo Tonelli, dedicó el final de su exposición a hablar sobre la reforma electoral que está siendo tratada en el Congreso de la Nación. Sobre el tema expresó: “La reforma es bastante amplia porque une varios aspectos de las elecciones, pero el corazón del proyecto es cambiar el sistema de votación tradicional con la boleta papel, por el sistema de boleta única electrónica. El sistema de boleta papel tiene muchos inconvenientes y un defecto muy grave: no garantiza que el elector pueda votar por la agrupación que desee. Es muy común que por hurto u escasez, falten boletas en el momento de la elección.

Hay que tener en cuenta que de acuerdo con la ley vigente, las boletas las tiene que imprimir cada partido, y puede resultar un problema la falta de fondos. Además, hay que conseguir la imprenta que las imprima en el corto período entre que las boletas son aprobadas por la justicia electoral y el día de la elección. Por ende, la posibilidad de que falten boletas viola el derecho electoral y convierte nuestro sistema en inconstitucional”.

Finalmente, el ponente explicó en detalle el sistema de votación y conteo de votos mediante la boleta única electrónica y aseguró que, además de facilitar y agilizar el proceso, es más seguro y menos propenso al fraude.

A lo largo del encuentro, los jóvenes participaron activamente, acotando y opinando a medida que se desarrollaba el tema. A continuación se mencionan algunas de las preguntas desarrolladas en el seminario:

El sistema indirecto tiene menor legitimidad. ¿Por qué piensa que Estados Unidos lo mantiene?
Ese sistema le da cierta importancia a los electores de los estados chicos. En Argentina los candidatos casi no hacen campaña en las provincias que no tienen peso. Con el colegio electoral las provincias chicas conservaban un rol mucho más importante que le que tienen hoy en día.

Que considera mejor, ¿el voto obligatorio o voto voluntario? ¿Por qué?
Muchos opinan que es preferible que voten solo aquellos que se toman la molestia de ir, empadronarse, informarse y votar. ¿Para qué obligar a votar a aquel que no le interesa? Es un argumento atendible. Aun así, los gobiernos afectan la vida de todos los ciudadanos. Es razonable que sean la mayor cantidad de personas posible quienes lo voten. Le da más legitimidad. Si los impuestos los pagamos todos, ¿por qué a la hora de votar hay excepciones?

Las maquinas que se utilicen para las próximas elecciones, ¿van a ser propiedad del Gobierno?
Si, y el software lo va a desarrollar el Gobierno. El proyecto prevé tres auditorías de la Cámara Nacional Electoral, una previa, otra el día de la elección y otra después de la misma.

Volver

     
 

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Seguinos Facebook Seguinos Twitter