Fundación Nuevas Generaciones Club de Ex Becarios Argentinos
 
 
 
 

Seminario de Pablo Tonelli

El lunes 10 de abril de 2017 se llevó a cabo el segundo seminario del Programa de Formación de Jóvenes, organizado por la Fundación Nuevas Generaciones en cooperación internacional con la Fundación Hanns Seidel. En esta oportunidad Pablo Tonelli expuso sobre Sistemas Federales, Electorales y de partidos políticos.

Pablo Tonelli es abogado, Diputado Nacional (2005-2007, 2012-2015, 2015-2019) y miembro de la Asociación Argentina de Derecho Constitucional. Ha sido Procurador General de la Ciudad de Buenos Aires (2007-9) y Subsecretario de Justicia de la Nación (1989).

Para comenzar, el expositor indicó que los derechos políticos se distinguen de los civiles: “los derechos civiles son los que los ciudadanos gozan, mientras que los derechos políticos son detectados por los ciudadanos nativos mayores de 18 años” aunque también remarcó que hubo una reducción etaria del derecho político activo (derecho a votar) ya que la ley de voto se redujo a los 16 años.

Así es como surgió un debate sobre la importancia de ser consciente sobre el resultado del ejercicio de ese derecho. En base a él surgen las autoridades del Gobierno y por lo tanto es fundamental votar con suficiente conocimiento. Luego, el profesor mencionó el derecho político pasivo, que es aquel derecho de poder ser votado y electo. En este caso, es imprescindible ser mayor de 18 años (para los cargos más bajos del estado) y para los diputados y senadores se requiere una edad mínima de 35 años para poder serlo.

A continuación, el Diputado expresó que “hay infinitos sistemas electorales”. Existen tantos sistemas electorales como países en el mundo y diferenció los sistemas mayoritarios, donde “el que gana se lleva todo” es decir, el partido político o agrupación que obtiene la mayoría de los votos gana el total de los cargos, de los sistemas minoritarios, donde está garantizado por el sistema que las minorías han de tener representación: “está asegurada la presencia de las minorías”. Entre ellos, se encuentran el sistema de cociente y el sistema D’Hont, que fueron explicados en detalle. Asimismo, diferenció los sistemas directos de los indirectos, los proporcionales de los no proporcionales, los de simple mayoría, plurinominales y uninominales e hizo un repaso de la evolución del sistema electoral en Argentina.

En un principio, según el sistema que establecía la Constitución dictada en 1853 (primer sistema electoral en Argentina), la elección del Presidente y Vicepresidente era indirecta. El país estaba dividido en tantos distritos como provincias electorales y cada provincia elegía electores de Presidente. El número de electores era el doble de diputados y senadores que ese distrito enviaba al Congreso. Esos electores se tenían que reunir en la Legislatura de cada provincia y votar una fórmula de Presidente y Vicepresidente. Luego, cada Legislatura enviaba al Congreso de la Nación las cedulas, allí se hacia el escrutinio y se consagraba finalmente a los representantes.

Por otro lado, los senadores también eran elegidos de forma indirecta. No los elegían los electores sino que la elección la hacía la Legislatura de cada provincia. En cambio, la elección de diputados fue directa desde un principio.

Luego, el Diputado habló sobre la representación de las minorías. La gran modificación para su representación surgió con la ley Saenz Peña, hecha por el Presidente Roque Saenz Peña en 1911. La ley de enrolamiento permitió que todos los varones mayores de 18 años tengan el derecho a votar (comenzaron a integrarse al padrón electoral que hasta ese momento eran pocos los que lo integraban, especialmente las clases más acomodadas). Otra de las modificaciones que mencionó de la ley Saenz Peña fue el voto secreto que hasta entonces era público. Así los electores no quedarían en evidencia a la hora de votar.

Siguió con el voto de las mujeres (que no gozaban del derecho) hasta que pudieron votar de manera universal y generalizada a partir de la ley 13010, dictada en 1947 durante el gobierno de Perón. Había sido de la italiana Julieta Lanteri el primer voto femenino en Argentina y en Sudamérica.

 

El Diputado continuó con la reforma constitucional de 1994, que se estableció un sistema de elección directa para el Presidente y Vicepresidente. Así fue como el país dejó de estar dividido en distritos y pasó a haber un distrito único por lo que todo el país vota por una fórmula de Presidente y Vice. Gana el candidato que obtiene en esa elección más del 45% de los votos cualquiera sea la diferencia con el segundo o el que obtienen en esa primera elección entre el 40% y el 45% y tiene una diferencia de más del 10% de los votos con el segundo. De no cumplirse ninguno de estos dos casos, hay una segunda elección donde participan los dos candidatos con más votos y gana el que obtiene más de 50%.

De la misma forma, la reforma constitucional de 1994 estableció la elección directa de los todos los legisladores y elevó el número de senadores de dos a tres por provincia, atribuyéndole dos al partido con más votos y uno al siguiente.

Por último, Pablo Tonelli habló sobre las boletas de los partidos políticos. Cada partido debe diseñar (y luego de ser autorizadas) debe imprimirlas. Esto puede resultar un problema ya que muchas veces los partidos carecen de fondos para hacerlo. Así mismo, se debe conseguir una imprenta que las pueda imprimir en un corto período. Muchas veces, lamentablemente, faltan boletas en las mesas. El diputado así estableció que si eso sucede, “el elector se ve forzado a votar en blanco o votar a un candidato que no deseaba” y que “la posibilidad de que falten boletas viola el derecho electoral y convierte nuestro sistema en inconstitucional”,

Finalmente, el ponente explicó en detalle el sistema de votación y conteo de votos mediante la boleta única electrónica y aseguró que agiliza el proceso de conteo y es menos propenso al fraude.

A lo largo del encuentro, los jóvenes participaron activamente, acotando y opinando a medida que se desarrollaba el tema. A continuación se mencionan algunas de las preguntas que hicieron en el seminario:

¿Fernando De la Rua, la primera vez que fue electo senador nacional, fue electo por ballotage?

Fernando De la Rua fue electo senador por primera vez en 1973 y en ese año regía la reforma constitucional de 1972 la cual el voto para los senadores era directo. Así que él fue elegido por una elección directa, sin ballotage.

¿Es mejor el voto obligatorio o el voto voluntario?

Mucha gente se pregunta por qué obligar a alguien a votar si no lo desea. Si alguien se toma la responsabilidad de informarse e ir a votar es mejor que los que lo hacen por obligación y sin interés. Pero creo que todos tienen el derecho a hacerlo: ¿Por qué van a votar solo algunos si todos tienen que pagar sus impuestos?

 

 

 

Volver

     
 

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Seguinos Facebook Seguinos Twitter