Fundación Nuevas Generaciones Club de Ex Becarios Argentinos
 
 
 
 
Opinión

Gestión transparente

Por Uriel Brupbacher

Publicado en “Reflexiones Políticas VI”. Diciembre de 2016

En diciembre del 2011 asumí como concejal en Viale, ciudad de unos 14.000 habitantes que se encuentra ubicada a 50 km. de la ciudad Paraná capital de la provincia de Entre Ríos. La experiencia como edil de la oposición en el período de gobierno 2011-2015, me sirvió para justificar una iniciativa y plantear como eje de campaña la transparencia en la gestión y el manejo de la cosa pública. Los oficialismos siempre son reticentes a dar respuesta cuando se solicita información o al menos era la costumbre en el período en que fui concejal.

Así fue que ni bien asumí al frente de la comuna, en diciembre de 2015, cuando puse a todo el equipo a trabajar en una gestión transparente. Primero tuvimos que definir cuál era el significado de transparencia de una gestión y lo que el vecino esperaba de esa transparencia. Así llegamos a la conclusión que, “Los vecinos ponen sus pesos a través de los impuestos y tasas, y el Intendente (Municipal) debe dar cuenta del destino que tienen los mismos”.

Boletín Oficial, el primer paso.

El 22 de febrero del 2016 se imprimió el primer número del boletín oficial municipal, en el que se publican todos los decretos, ordenanzas, resoluciones, etc., emanadas de los distintos órganos de gobierno del municipio. Dicho boletín se emite semanalmente debido a que el volumen no es significativo como para hacerlo a diario; se remite copia electrónica a los organismos públicos y a todos aquellos que se suscriben, además se encuentra disponible en la página Web del municipio para acceder a ello en cualquier momento. Es válido aclarar que hasta ese momento toda esta normativa se colocaba y removía a diario en un transparente del palacio municipal. El mismo vecino si quería alguna norma en particular debía solicitarla por nota, mismo procedimiento era válido para los concejales, quienes solo una vez por año y solo por algunos días tenían disponibles las normas encuadernadas de “TODO” el año.

Cuentas Claras, un Sistema amigable.

El boletín oficial fue el puntapié inicial, pero eso no alcanzaba, nos debíamos algo más. Así empezó a trabajar-gestarse Cuentas Claras, un sistema que debía cumplir un doble propósito, mostrar los “números” del municipio y ser lo más coloquial posible, luego de algunos meses llegamos a un sistema que hace público el sistema interno contable de la Municipalidad, con un solo desfasaje propio de las operaciones contables correspondientes a una jornada. Se exhibe en el mismo el movimiento de las cuentas, las asignaciones presupuestarias, lo comprometido, con sólo entrar a la página web de la Municipalidad.

En agosto de 2016 Cuentas Claras le dio visibilidad a la parte contable municipal, para que el vecino pueda fácilmente ver cómo estaban las cuentas, con qué dinero contaba el municipio y en qué se gastaba. La misma herramienta que se le brindó a los vecinos, eran utilizadas por los funcionarios, siendo el primer municipio de Entre Ríos en poner en funcionamiento una herramienta de estas características.

Paralelo al trabajo en Cuentas Claras, se dieron las instrucciones para que se realice la modificación del plan de cuentas contables de modo tal que este último, coincidiera con la ordenanza que establecía el organigrama municipal. Con el fin de poder ofrecer un mayor control sobre el funcionario y su presupuesto, se estableció un plan de cuentas que entrará en plena vigencia en el periodo 2017.

Los números del municipio dejaron de ser un misterio y una información que solo maneja un grupo selecto de funcionarios, para ser una herramienta de empoderamiento ciudadano.

Participación Ciudadana, el desafío.

La participación de la ciudadanía encasillada en un proceso que tiene como finalidad, establecer las principales demandas y preocupaciones de los vecinos en materia de política públicas. Este proceso se dio fundamentalmente en gastos e inversiones y finalmente fueron incluidos en el presupuesto anual de la ciudad, priorizando los más importantes, y realizando un seguimiento de los compromisos alcanzados. Es aquí donde surge el Presupuesto Participativo, como herramienta de participación y gestión de la ciudad, mediante la cual la ciudadanía propone y decide sobre el destino de parte de los recursos municipales.

El desafío de los Presupuestos Participativos es el asentamiento de la idea de una ciudadanía activa, haciendo partícipe a los vecinos en la vida de la ciudad. Comprender la cosa pública como algo que tiene que ver con nuestras vidas, y que además, podemos no solo participar, sino decidir sobre estos asuntos públicos.

Entre las ventajas del Presupuesto Participativo podemos destacar:

• Mayor transparencia y eficiencia en la gestión municipal.
• Mayor comunicación entre el funcionario y el vecino.
• Romper con la lógica del voto cada cuatro años.
• Autorregulación por los propios vecinos.
• Fomentar la solidaridad y conocer y dialogar sobre los problemas y demandas del resto.

Cuando hablamos de Presupuestos Participativos hablamos de dinero, pero también de nuevos espacios de participación y de profundización democrática en la vida de nuestros pueblos.

“Si termino la gestión habiendo logrado la implementación del Presupuesto Participativo a través de las juntas vecinales, me voy a ir satisfecho”.

 

Volver

NG NG  
 

Nuevas Generaciones | Beruti 2480 (C1117AAD) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) - Tel: (54) (11) 4822-7721

Seguinos Facebook Seguinos Twitter